'Tocando puertas'

Escritor
El Ciudadano

Su día empieza a las 6 horas. Lee las noticias, toma café y se sube a la bici o al camión para ir a trabajar al Palacio Municipal de Puerto Vallarta: él es el Presidente Arturo Dávalos.

Sobre la mesa están las fotos colocadas como un mapa de su vida. Están sus padres y hermanos, también sus amigos del barrio, de la primaria y de la universidad, su equipo de futbol y su esposa e hijas. En estas imágenes está la vida del Presidente del Gobierno de Puerto Vallarta, Arturo Dávalos (1965). De ni una cara se olvida y de todos ellos tiene una anécdota para contar.

¿Cómo fue tu infancia, la vida con sus padres?

Mi padre es de Mascota, Jalisco, y mi madre de Valle de Banderas, Nayarit, ellos llegaron a Puerto Vallarta muy jóvenes y procrearon esta familia de cinco hermanas y yo, el único hombre. Mi padres fueron muy amorosos, es una familia unida y normal, y que con mucho esfuerzo y sacrificio nos sacaron adelante. Donde estamos ahorita, es la casa familiar.

¿A qué jugabas durante tu infancia?

Me divertía con juegos tradicionales como las canicas, el balero, el trompo, la traes, las escondidas, los borrachitos, las gallinas, la culebrita, el futbol y el beisbol, antes podíamos jugar en la calle, aquí en la calle Juárez. Y si queríamos ir a la playa, bajábamos dos cuadras y nadábamos. Este era mi barrio, hacíamos carretas y nos paseábamos como si fueran patineta.

Cuando ves fotos de tu infancia, ¿cuál sentimiento te produce?

Son recuerdos bonitos. Todos ellos son amigos, unos son compadres y convivimos todavía, algunos trabajamos juntos y otros se casaron con familia mía. Esta es una foto en mi escuela, la primaria 20 de noviembre.

¿A qué se dedicaban tus padres?

Mi madre fue ama de casa, ella se dedicó a inculcarnos principios y valores, estuvo siempre al pendiente de nosotros, de educarnos, ayudarnos y enseñarnos. Y mi padre tuvo varios oficios, estuvo en la sastrería, luego de zapatero y después ingresó a Correos Nacionales y trabajó ahí durante 42 años.

¿Hay algún consejo que te dieron tus padres y que aplicas en tu vida?

Son principios y valores que nos enseñaron en el hogar: a respetar, querer a la gente, hacer equipo, ayudar a los necesitados, ser responsables y profesionales, la puntualidad, son cosas que se aprenden con el ejemplo.

¿Cómo se acercó un ingeniero agrónomo como tú, a la política?

La política surge sola, se va dando. De niño, cuando te siguen los amigos y te escogen a ti para que escojas al equipo, ese liderazgo te va marcando. Uno se anima a hacer algún reclamo o discutir un tema, y se te van sumando los compañeros y te dicen, ‘tú dile, tú haz’, así fue desde pequeño.

¿Qué es la política?

La política es un arte, la política te ayuda a hacer amigos, a tocar puertas; la política refleja a las personas y por eso pienso que la credibilidad de muchos políticos se viene a bajo por falta de oficio político.

En este momento ¿qué te preocupa?

Me preocupa y me ocupa este Municipio que tanto queremos. Tenemos doble responsabilidad, la gente nos conoce, nos apoya y ayuda, pero también te reclama, te dice ‘oye, estás descuidando esto’. Yo tengo una rutina de trabajo diario desde las 6 de la mañana, soy una persona de campo y de calle, que le gusta ir a las colonias, ir a donde esta el problema, no soy gente de escritorio.

¿Cómo es la gente de Puerto Vallarta?

Hay familias típicas tradicionales que llegaron hace muchos años. Puerto Vallarta se funda de gente que llegó de otros lados, Talpa, San Sebastián, Mascota, Cabo Corrientes, Tomatlán, de rancherías y pueblitos, y se empieza a poblar. Son familias típicas y tradicionales, la gente es trabajadora y amigable.

¿Cómo es tu familia?

Mi esposa es de Puerto Vallarta, es pata salada también, tiene una hermana gemela. Nos conocimos cuando ella estudiaba en Guadalajara, ella es licenciada en enfermería y ahora estudia su maestría. Formamos una familia de puras niñas, la más grande se acaba recibir de la carrera de Medicina, otra estudia turismo y la más chiquita pasó a segundo de secundaria. Somos una familia unida y sencilla. 

¿Qué haces cuando estás solo?

Me gusta escuchar música, cantar, me pongo a leer, me gustan mucho los deportes, jugué a buen nivel futbol en la juventud, pero las lesiones no me dejaron subir para debutar.

Carne y Hueso
Septiembre-2016

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense