Una historia singular

Pocas personas pueden platicar esta historia: nacer debajo de un árbol, en un cerro

Hizo cine, escribió dos libros, fue parte de un grupo de música y después promotor artístico: es el Presidente del Gobierno de Zapotlanejo, Héctor Álvarez, quien responde las preguntas de El Ciudadano.

Mientras Gildardo aceleraba su vieja camioneta, su esposa María de Jesús aguantaba los dolores de parto. Iban hechos la raya rumbo a la clínica, pero no les alcanzó el tiempo y tuvieron que detenerse a orillas de la carretera.

Con la ayuda de una partera, bajo un pino de la delegación de La tinaja, en Quitupán, Jalisco, nació el martes 22 de septiembre de 1959, Héctor Álvarez Contreras, hoy Presidente del Gobierno de Zapotlanejo.

Álvarez, licenciado en Administración Pública, es uno de los ocho hijos de Gildardo y María. Es esposo de Silvia, padre de tres hijos y abuelo de seis nietos. Esta es la segunda ocasión que trabaja como Presidente Municipal.

Vienes de una familia humilde…

Siempre le cuento a la gente que vengo de un modesto corral de vacas en donde vivieron mis padres algunos años. No me da pena ni me afrento, al contrario, me siento orgulloso.

Mi padre fue un hombre que no terminó la primaria, mi madre no sabia leer, toda su vida lucharon para sacarnos adelante. Mi papá viajó mucho buscando oportunidades, primero como gente de campo y después trabajó en el Gobierno como parte de la Comisión Nacional para la Erradicación del Paludismo.  Recorrimos casi todo Jalisco y Nayarit, nosotros anduvimos detrás de él. Fuimos una familia unida, humilde, con un padre trabajador, una madre abnegada que nos inculcaron valores como la honestidad, el amor al prójimo, compartir y ayudar.

¿Qué aprendiste de tu padre y de tu madre?

De mi padre la honestidad, y la humildad y abnegación de mi madre, conceptos básicos para el servicio público.

Tus padres buscaron que sus hijos estudiaran, ¿cuál es el valor de la educación?

Depende de cómo la pones en práctica con tu familia, la sociedad y más cuando cumples una función pública. Hay gente muy preparada y calificada que no saben ponerla en práctica y compartir sus conocimientos.

¿Cuándo llegaron a Zapotlanejo?

Llegamos hace casi 30 años, mi esposa, un servidor y dos hijos, veníamos con una mano atrás y una adelante, no teníamos nada de patrimonio. Logramos empezar a construir una empresa de camisa charra y vaquera, de la marca Espuela de Oro, que a lo largo de los años se convirtió en referente en el Municipio, en el País y que logramos exportar a 12 países, y nos ha dado estabilidad económica, no holgada, sino decorosa.

¿Dónde conociste a tu esposa?

En la calle, estaba esperando el camión. Después me enteré de que era la hermana de la novia de un amigo y la busqué en su casa. Ya tenemos 30 años, ha sido mi motor, esa es la verdad, muchas de las cosas que he hecho en mi vida, de las locuras que hecho en mi vida, a estado conmigo, me ha acompañado, ayudado, cuidado, aguantado, de vez en cuando me da de comer.

¿Qué es lo más loco que has hecho?

Hice cine, escribí dos libros, tuve una banda musical y fui promotor de un grupo artístico. Me di el gusto de hacer una película de 35 milímetros, hicimos una premier en Hollywood y en el Teatro Metropólitan en Ciudad de México y estuvo en 25 ciudades más, en Guadalajara estuvo en seis salas.

La película  es “Santos Diablos”, el bueno y malo que todos traemos dentro, lo positivo y lo negativo, es una narrativa  de diez personajes de diferentes niveles y ocupaciones de una sociedad, todos tienen que ver unos de otros, la idea nació de la película de Iñárritu, “Amores Perros”.

¿Cómo pasó un cineasta, escritor, músico y promotor a la política?

Es otra locura más. Se trataba de recuperar el Municipio de un gobierno que lo estaba destruyendo, me animé, platiqué con mi familia y la gente nos aceptó para iniciar con el proyecto de Presidente en 2007 – 2009. Armé un equipo de trabajo fuerte, logramos una reingeniería Administrativa en un municipio quebrado, pagamos la deuda y logramos hacer mil 104 obras sin déficit.

¿Qué te motivó a regresar a la Presidencia?

Ver que a mi Municipio regresó al mismo grupo político del PRI a gobernar, con las mismas mañas, desvíos y engaños a la gente para robar: eso me animó. ¿Qué encontré? Lo mismo, un municipio endeudado, un cochinero. Estamos limpiando, llevamos casi 500 obras y la meta es rebasar las mil 104, vamos a hacer más porque la gente nos está ayudando.

Carne y Hueso
Junio-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense