El tejuino de Marcelino

De ahí ha salido para los estudios de mis hijos

“Aquí se vende el tejuino como es”, afirma y aclara que nunca le ha interesado abrir sucursales de su local, pues le da prioridad a la calidad de la bebida.

Hay quien cree que se llama Marcelino, pero su nombre real es Manuel Ornelas. Este hombre nacido el 17 de marzo de 1928 en Encarnación de Díaz, Jalisco, es famoso porque a lo largo de casi 38 años, ha vendido tejuino en el céntrico barrio de La Capilla de Jesús. Es un tejuino que los clientes describen como “el mejor” de Guadalajara.

“Sueña, sueña Marcelino …” dice la canción de “Marcelino, pan y vino” que estuvo de moda en 1955 y por la cual puso el nombre al entonces, carrito del tejuino. Considera que su sueño lo alcanzó y hoy, a sus 88 años, su mayor satisfacción es ver que sus hijos, nietos y bisnietos estén felices y prosperen con el negocio.

¿Qué recuerdos guardas de tus primeros trabajos?

Soy hijo de José Ornelas Mora y Juana Gómez de la Rosa, ellos radicaban en Encarnación de Díaz. Soy el tercero de ocho hijos, tengo 8 hijos también, 4 mujeres y 4 hombres. Y ocho bisnietos. Recuerdo mi infancia, fue toda estar en la primaria, luego me llevaron a Fresnillo, Zacatecas, ahí trabajé en El Mineral. Tenía 17 años y ahí no querían admitirme porque no cumplía aún los 18. Pero, como mi papá trabajó en la compañía, por medio de él, el gringo entré como ayudante de los maquinistas. Trabajé cerca de 7 años ahí.

¿Y cuándo entraste al negocio del tejuino?

Fue el 7 de octubre de 1955. Por medio de mi tío Refugio Ornelas, estábamos en Fresnillo y nos venimos a radicar aquí. Llegamos con un hermano de mi papá.  Estaba muy escaso el trabajo en Fresnillo. Él tenía el negocio de tejuino, ahí por la zona de Mezquitán, él vivía en la Avenida de los Maestros. Cuando llegué a Guadalajara, llegué a trabajar en la obra. Él ya era un señor grande, yo le ayudaba a arreglar el carrito y lo encaminaba a la Avenida. Entonces, le dije que quería vender. Desde entonces y desde el primer día, vendí muy bien, más que mi tío. Pero, yo lo veía normal, porque él ya estaba grande y yo joven.

¿Por qué le pusiste Marcelino?

El primer día que yo empecé andaba la canción esa de “Marcelino, pan y vino”. Entonces yo, le puse al carrito así, Marcelino. Le digo que, hasta este muchacho (Carlos, su hijo) me dice Marce, mi esposa hay veces que así me habla, vente Marce a almorzar, ya se me quedó y está bien.

¿Qué personajes famosos han venido a comprar tejuino?

La actriz mexicana Evangelina Elizondo, la cantante Crystal, el conductor de televisión Fernando del Solar y el ex Gobernador de Jalisco, Guillermo Cosío Vidaurri, entre otros.

¿Ha tenido récord de compra?

Han sido 80 litros, para un solo evento. Nos invitan a varios.

¿Le gusta lo que hace?

Uy, pues cómo no. De ahí ha salido para los estudios de mis hijos. Tengo una hija que es abogada. Y este muchacho que estudió también, nomás que ya me ve grande y está dedicado aquí. Y yo creo que le va a seguir aquí.

¿”Don Marcelino” tiene sucursales?

No, no me ha gustado. Ha habido gente que me pide para vender. No me gusta porque aquí se vende el tejuino como es. Si les doy así a vender, pueden echarle agua para hacerlo rendir, para beneficio de ellos. No me gusta así. Seguido me dicen, que si les doy para vender. Yo vendo lo mío.

Ciudadanos que Mueven
Enero-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense