Asumir el compromiso

Aquí veo a gobiernos municipales buscando cambiar el rumbo de una ciudad que durante años permaneció en el abandono, denunciando a los corruptos, rompiendo viejas inercias y defendiendo que se aplique la ley

Hace dos meses comencé a participar en Movimiento Ciudadano, aunque nunca me había involucrado en política siempre había tenido el interés de hacerlo. Decidí comenzar aquí porque siento que en este proyecto puedo luchar por las causas y aspiraciones en las que siempre he creído.

Vengo de Colima, uno de los estados donde la alternancia no existe, donde cada jornada electoral el resultado se pinta del mismo color. Por eso, Jalisco y Guadalajara me parecen un ejemplo para todo el país, porque aquí se ha demostrado que el hartazgo provocado por los malos gobiernos tiene límites, y que la esperanza de un mejor futuro, no solo puede cambiar colores, sino también la forma tradicional de hacer política. Me emociona vivir en una ciudad donde las cosas importantes se debaten todos los días, donde la gente exige y el gobierno dialoga de frente. Podrían decir que soy ingenua, pero estoy convencida de que es muy valioso lo que sucede aquí, porque aquí se puede sentir que no gobierna el PRI y el PAN,  aquí son visibles las diferencias.

Aquí veo a gobiernos municipales buscando cambiar el rumbo de una ciudad que durante años permaneció en el abandono, denunciando a los corruptos, rompiendo viejas inercias, y defendiendo que se aplique la ley a todos por igual, sin miedo al desgaste y a los costos políticos que esto pueda tener. Veo a una fuerza política que confía en los jóvenes, que les permite asumir una responsabilidad dentro de este proceso de cambio, que no solo nos busca durante el periodo electoral.

Seguir por este camino sin duda hará que este proyecto logre cosas importantes para la ciudad y el estado, estoy convencida que si se mantiene por esta vía seguiré participando. Para que esto suceda todos los que representan este proyecto deben hacer lo correcto, además deben dar prioridad a las personas que quieren hacer algo por la ciudad, por encima de aquellos que cuentan con una trayectoria política. Solo así podremos darle un giro a la vida pública, sólo así seremos un contrapeso a las prácticas de los viejos partidos y este proyecto se mantendrá vigente, como una opción para quienes creen que la política puede estar en manos de la gente ordinaria y servir al interés público.

Estoy dispuesta a poner todo de mi parte, a asumir el compromiso de trabajar para que este movimiento no se convierta en lo que tanto hemos criticado: en gobiernos que le dan la espalda a los ciudadanos, y toman decisiones que favorecen a unos cuantos. Aspiro a que los temas importantes de la vida pública se sigan debatiendo de cara a los ciudadanos, y la voz de la gente sea escuchada; a trabajar para que más jóvenes participen y asuman responsabilidades en los espacios donde se toman las decisiones, y ayudar a que las cosas sigan cambiando. Quiero ser parte del proyecto que venció al bipartidismo en la ciudad. Sólo pido una cosa a cambio, que el compromiso de su parte sea igual, que nunca olviden lo que los tiene aquí: la confianza de miles de ciudadanos que se cansaron de las mentiras, opacidad y corrupción del PRI y del PAN.

Yo quiero seguir participando, pero no me traicionen a mí y a las personas que confiaron en ustedes.

Susana Minerva Salazar Zavalza es estudiante de la Licenciatura de Estudios Políticos y de Gobierno. Participa en Movimiento Ciudadano desde Marzo de 2017.

Común
Mayo-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense