Contra el despilfarro

Movimiento Ciudadano propone lograr un drástico recorte al gasto en publicidad gubernamental, mediante la austeridad y la disciplina presupuestal

México atraviesa por una situación de vulnerabilidad financiera en donde se siguen manteniendo prácticas de derroche e inercias negativas en la política presupuestal. Una muestra elocuente de ello son los gastos en publicidad gubernamental, en los que año con año observamos un gasto excesivo, discrecional y opaco.

En 2014, el Gobierno Federal tuvo un sobre ejercicio en los gastos de publicidad de casi 70 por ciento. Es decir, mientras que se autorizó un gasto de 2 mil 600 millones de pesos, se gastaron más de 7 mil 500 millones. Lo mismo sucedió en 2013, cuando el sobre ejercicio fue de casi 40 por ciento. Con esta tendencia, tan solo el Gobierno Federal podría gastar este año más de 10 mil millones de pesos en publicidad. Imaginemos con dichos recursos ¿cuántas acciones podría realizar el Estado mexicano para combatir la desigualdad y la pobreza, o para generar inversión productiva y oportunidades?

A nivel estatal y municipal el derroche en gastos de publicidad también es una práctica común, y observamos que durante los informes de gobierno los mandatarios no sólo realizan un gasto excesivo, sino que además disfrazan la propaganda personalizada de publicidad oficial.  

Hoy los partidos de siempre no quieren prestarle atención a este tema, pero desde Movimiento Ciudadano creemos que es tiempo de debatirlo porque resulta evidente el ahorro que generaríamos al erario mediante una política presupuestal disciplinada, transparente y racional en materia de publicidad gubernamental.

Por ello, hace unas semanas propusimos en el Congreso de la Unión una reforma constitucional para limitar los gastos en publicidad gubernamental, especificando que estarán orientados exclusivamente a contenidos informativos en materia de salud, protección civil y turismo, y siempre bajo los lineamientos y la vigilancia de un Instituto Nacional de Comunicación y Publicidad Gubernamental.

Este Instituto será un organismo autónomo y ciudadano, que regulará el gasto, los contenidos y las características de la publicidad en los tres órdenes de gobierno; vigilará el destino de los recursos, los transparentará y fijará topes máximos de gasto. También proponemos eliminar cualquier posibilidad de emitir propaganda personalizada disfrazada de informes de gobierno y regular de manera eficaz la publicidad en materia de política social.

Con esta iniciativa, Movimiento Ciudadano propone lograr un drástico recorte al gasto en publicidad gubernamental, mediante la austeridad y la disciplina presupuestal, y reorientando aquellos recursos que hoy se destinan a propaganda hacia rubros que realmente le sirvan a los mexicanos. Hay que recordar que en Jalisco, Movimiento Ciudadano logró, en octubre de 2014, la aprobación de una Ley de Austeridad que justamente establece límites al gasto de publicidad de todas las instituciones.

En medio del complejo contexto económico por el que atraviesan las finanzas públicas mexicanas, y en medio de las discusiones que hoy estamos dando para combatir la corrupción, impulsar la transparencia y fortalecer la rendición de cuentas, resulta indispensable dar pasos congruentes y responsables en todos los ámbitos. Por ello, estamos convencidos que limitar y regular la publicidad gubernamental para que ésta no sea una fuente de derroche ni un instrumento político, contribuirá no sólo a ahorrar recursos, sino a fortalecer nuestras instituciones.

Clemente Castañeda Hoeflich es coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados.

 

Editorial
Diciembre-2016

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense