Tiempos de esperanza

Un nuevo pacto social que tenga por objetivo la reconstrucción de nuestra nación implica la limpieza profunda de todas nuestras instituciones, hoy tan corrompidas, y que lejos de servir al pueblo, funcionan para intereses particulares

Guillermo Medrano Coordinador de Movimiento Ciudadano Jalisco

Vivimos tiempos de esperanza. En nuestro camino por la transformación de Jalisco, hemos escuchado expresiones de apoyo y de fraternidad desde las plazas principales de los municipios para consolidar un nuevo pacto social que tenga por objetivo la reconstrucción de nuestra nación.

Hay una idea que escuché en el primer día de precampaña de Enrique Alfaro Ramírez, en Tala, y que retomo para este espacio: “no busquemos el voto, busquemos nuestro lugar en la historia”, creo que ese debe ser el espíritu de nuestra lucha.  La situación que vive Jalisco como México, exige compromiso y responsabilidad de todos y todas para cambiar de una vez por todas las cosas.

Con el desarrollo de las precampañas, nuestro instituto político continuó sus recorridos en todo el estado. En Cocula escuchamos a maestros protestar contra la reforma educativa que implementó el gobierno federal; en El Salto las madres exigían un alto a la creciente contaminación del Río Santiago; en Tonalá los vecinos se manifestaron contra el abandono de sus colonias, algunas sin los servicios básicos para una vida digna; y en Atotonilco el Alto los campesinos pidieron atender las diversas problemáticas que ‘secan’ el desarrollo del campo.

En los 125 municipios podemos escuchar cómo golpeó la economía de los  hogares el aumento del precio del gas, la gasolina y la luz; también el incremento de la violencia y la falta de justicia, sobre la corrupción y la falta de transparencia. Puedes escuchar la historia de cientos de jóvenes que terminan por emigrar al país del norte en busca de puertas que aquí nunca se abrieron.

Pero por encima del malestar general, hay esperanza en Jalisco. Hombres y mujeres libres se manifiestan a favor de un nuevo pacto social que ponga un alto a los malos gobiernos que han golpeado nuestra democracia e invertido el dinero de los ciudadanos en intereses privados.

Para construir el Jalisco que queremos -un estado justo, digno, transparente, que ponga al ciudadano en el centro de sus decisiones y que ofrezca oportunidades de desarrollo a nuestros hijos-, se necesita un nuevo acuerdo social donde prevalezca la honradez y la ética por encima de los colores y los partidos.

“Imagínense a lo que nos enfrentamos, al cinismo, la desvergüenza de quienes han hundido este país, es increíble que se haya llegado al descaro de que hoy, quien va a ser el candidato a la Presidencia de México, del régimen, es precisamente el que decidió el gasolinazo que nos pegó a todos los mexicanos”.

Esas fueron las palabras de Alfaro Ramírez ante cientos de militantes de Movimiento Ciudadano La Barca, durante uno de los mitines de su precampaña por la gubernatura de Jalisco. Más claro no puede ser.

Un nuevo pacto social que tenga por objetivo la reconstrucción de nuestra nación, implica la limpieza profunda de todas nuestras instituciones, hoy tan corrompidas, y que lejos de servir al pueblo, funcionan para intereses particulares.

Busquemos nuestro lugar en la historia. El 2018 nos da una oportunidad para cambiar el rumbo de Jalisco y de nuestro país.

 

Editorial
Febrero-2018

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense