Menudería con tradición

Escritor

Desde hace 60 años, en el Mercado Severo Díaz se abren las puertas de una sencilla, pero exquisita menudería: La Chata.

Abierto todos los días desde las 6 hasta las 11 horas, el pequeño restaurante es atendido por Ofelia Tortoledo Casillas, una señora de 78 años de edad, risueña, amena.

Ofelia, narra que el restaurante lo abrió su madre María Casillas en el 57, justo cuando se inauguró el Mercado Severo Díaz, ubicado en calle Vidrio 1764 en la colonia Americana.

Cuando María Casillas abrió las puertas de este negocio, realmente no sabía preparar menudo, pero aprendió poco a poco hasta ganarse fama por su sazón, narra Ofelia. Y conforme aprendió, creció la clientela.

Después de diez años de trabajo, María Casillas heredó su negocio a sus cuatro hijas. Ahora está está en manos de Ofelia y su hermana Guillermina, a quien le dicen de cariño La Chata.

Ofelia dice que una vez que se jubile, su sobrina continuará abriendo las puertas de la Menudería La Chata.  

Folclor de Barrio
Enero-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense