FotosReportajes

Peregrinaciones

Escritor:
El Ciudadano
Fotografo:

Llegan para pagar mandas, hacer peticiones milagrosas o simplemente para visitar la imagen de Cristo o La Virgen: la fe mueve a millones de personas a templos de Jalisco.

Las peregrinaciones son espontáneas, nadie las legisla o las regula; nacen a partir de la creencia y se consolidan con la fe. Cada año, millones de personas peregrinan y visitan sitios religiosos de Jalisco: ¿qué hay detrás de cada imagen, de cada templo? El sacerdote y cronista Tomás de Híjar hace un recuento de los episodios históricos que les dio forma.

El surco de los braceros

En el pueblo de Temastián, en Totatiche, se eleva El Santuario de El Señor de los Rayos, sitio visitado por miles de feligreses, locales, nacionales y extranjeros. El Señor de los Rayos es una pieza confeccionada en el siglo 16. A mitad del siglo 19, el Cristo Crucificado cobró fama de ser milagroso.

Tomás de Híjar señala que en el año 1922, cuando llegó a la parroquia el padre Julián Hernández: él logró construir no sólo un santuario, sino todo un pueblo moderno. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de Estados Unidos solicitó a México braceros para trabajar sus campos. Entonces, el norte de Jalisco fue beneficiado y durante décadas, transitaron por Totatiche campesinos rumbo al país del norte.

Los Santos Reyes

El Santuario de los Santos Reyes de Cajititlán pasó de ser un espacio visitado sólo por sus habitantes, a recibir personas de diferentes entidades cada 6 de enero.

Tomás de Híjar subraya elementos que permitieron que el recinto destacara: que el Presbítero, Luis Méndez, realizó un trabajo arqueológico para rescatar el conjunto arquitectónico del antiguo templo, como su arco de ingreso y su capilla de hospital; que Cajititlán, al ser pueblo pintoresco con casas campestres cercanas a la Laguna, atrajo a personas de otras entidades, además, los oriundos que emigraron a la ciudad y al extranjero, regresan en estas fechas, dice De Híjar.

La Ruta del Peregrino

El Santuario de Nuestra Señora del Rosario,  de Talpa de Allende, es uno de los sitios de Jalisco que con más éxito ha conservado el recuerdo de los pasos de la evangelización en estas latitudes.

Talpa es una población serrana, al suroeste de Jalisco, donde la metalurgia, la explotación maderera y el ganado fueron los medios de subsistencia. Sin embargo, la distancia y lo sinuoso de los caminos no la hubiera hecho sobresalir, de no ser porque a mediados del siglo 17 se hizo púbico que una escultura deteriorada que representaba La Virgen del Rosario, se había convertido en hacedora de milagros”, narra Tomás de Híjar. Según cifras oficiales, Talpa recibe en promedio 3 millones de personas.

La milagrosa

La Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de Los Lagos es un punto de referencia obligado de peregrinación en Jalisco. Dos elementos fortalecieron la creencia: un supuesto hecho milagroso y el comercio.

“Al calor de un hecho portentoso e inexplicable de una esculturita, estando desechada por el mero recurso del tiempo, de alguna forma sirvió como herramienta para la resurrección de la hija de un cirquero”, narra Tomás de Híjar. “Este suceso despertó una curiosidad y fe muy intensa, pero no fue sino hasta el último tercio del siglo 17 cuando San Juan se convierte en un punto estratégico para una gran feria, donde se vendían materias primas y se compraban productos manufacturados, esa ruta conecta con el llamado al Camino de Tierra Adentro que va hasta Nuevo México”.

La Romería

En 1607 La Capilla del pueblo de Zapopan se colapsa, y aunque todo se vino a bajo, la escultura de La Virgen no tuvo ningún daño: desde entonces, se le atribuyen milagros. Desde hace casi 300 años, feligreses se reúnen y acompañan a “La Generala” desde La Catedral de Guadalajara hasta la Basílica de Zapopan, esto cada 12 de octubre –aunque las fechas han cambiado.

“La Llevada de la Virgen de Zapopan es un crisol en el que se le puede tomar el pulso al alma del pueblo de México, la religiosidad popular que no depende de la Iglesia, va marcando la pauta, nadie dice quién, cómo, cuándo y dónde”, dice De Híjar. Este año, un millón 800 mil personas acompañaron a La Generala.

 

Diciembre 2016
Vista en Home: 
Vista banner Concentrado: 

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense