Temacapulín, voces que no se extinguen

La propuesta “Agua para Jalisco, una Alternativa Responsable” asegura el abastecimiento de agua para la zona metropolitana de Guadalajara y Los Altos, sin inundar los poblados Palmarejo, Acasico y Temacapulín

La voces de Temacapulín son diversas: niños, jóvenes, ancianos, hijos ausentes, hombres y mujeres, naturaleza viva que responde al llamado de la creación. Toda la comarca está inundada de sonidos que se escuchan casi sin poner atención. Se escucha la campana de la iglesia, los pájaros, un gallo, el agua corriendo, risas, un insecto volando.

Cada forma sonora que se pierde en el aire es la voz que grita desesperada por permanecer en su sitio. Es la voz que busca quedarse donde nació.

Es la voz de los pobladores de Tecama, son los que quieren permanecer cerca de sus raíces, de sus recuerdos de la infancia, de sus huertas y su río. Esa es la voz que les pide que no dejen a sus muertos, a esos que honran cuidando su pueblo.

El Zapotillo, la presa de la discordia

En 2005 el gobernador Francisco Ramírez Acuña anunció la creación de la presa El Zapotillo, que además, contaba con el aval del Gobierno Federal y Conagua. La realización de este muro estaba contemplado por motivos de desabasto en Jalisco y en Guanajuato.

Tiempo después salieron a la luz convenios con diversas empresas extranjeras que se verían beneficiadas económicamente con este cambio. Para lograr este cometido sería necesario inundar tres poblaciones colindantes al río Verde: Palmarejo, Acasico y Temacapulín, siendo está última el bastión de resistencia para este proyecto.

Los pobladores de Temaca han encabezado la lucha en contra de la construcción de esta cortina de concreto; nadie quiere dejar sus casas y su historia para favorecer quien sabe qué intereses que nada tienen que ver con ellos y son estos mismos pobladores los que han insistido que existen  alternativas viables para evitar este proyecto.

Una propuesta responsable

El Presidente de Guadalajara, Enrique Alfaro, presentó el proyecto“Agua para Jalisco, una Alternativa Responsable”, una propuesta que asegura el abasto de agua para la zona metropolitana y Los Altos de Jalisco, sin inundar a ni uno de los tres poblados.

Con dicha propuesta presentada por Enrique Alfaro, acompañado por Alcaldes de la zona metropolitana de Guadalajara, diputados locales y federales de Movimiento Ciudadano, se prentende evitar el crecimiento de la presa a 105 metros de altura y que el agua que se extraiga sea para Jalisco y no para Guanajuato.

También proyecta un programa intensivo de mantenimiento de la red hidráulica de abastecimiento para reducir las fugas y una política pública integral para implementar sistemas de ahorro de agua dentro de los hogares en el Área Metropolitana de Guadalajara.

Un pueblo con historia

La región de lo Altos de Jalisco es reconocida por su invaluable historia. Los relatos cristeros y la influencia del clero forjaron, durante varios siglos, un patrimonio arquitectónico y cultural que es único en todo México.

Los lindes del río Verde no son una excepción. Temacapulín es un poblado que cuenta con grandes vestigios arqueológicos (el cerrito de La Gloria) además de monumentos y edificios históricos de gran valor. Las calles de Tecama aún conservan su trazo original y sus pobladores se han negado a pavimentar las calles. En el año de 1936 se terminó de empedrar el pueblo y desde entonces se ha mantenido así.

La mayor parte de las fincas en Temaca están construidas bajo la calificación de arquitectura vernácula, que se caracteriza por ser de manufactura local, es decir, todos los materiales y mano de obra son de la región. Adobes, canteras labradas, barro vidriado, tepalcates y herrería antigua son la clave de identidad de este tipo de trabajo comunal que se propaga de generación en generación y amalgama los conocimientos y habilidades de los pobladores de cada pueblo.

Uno de los edificios históricos de mayor importancia en Tecama es la basílica dedicada a Nuestra Señora de los Remedios. Este monumento es representativo del sincretismo indígena y español que forjó gran parte de nuestra historia antigua. De igual manera, la capilla del Antiguo Cementerio forma parte de estas construcciones de enorme valor histórico. La hechura de estas dos edificaciones fueron trabajadas en piedra y cantera de la región.

“Todo el interés de subir la altura de la cortina es en función de los intereses de Guanajuato, no de Jalisco, así de claro, y el gobernador lo tiene que aceptar y lo tiene que asumir con seriedad. La presa a 105 metros solamente le sirve a Guanajuato y va a generar un efecto terriblemente nocivo en los Altos de Jalisco”. 

Enrique Alfaro Presidente de Guadalajara

Tierra y Vida
Septiembre-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense