Responsabilidad compartida

La ciudad que queremos necesita ciudadanos informados: inicio mi columna con esta idea porque creo que sólo las personas interesadas en su ciudad podrán dimensionar y evaluar el trabajo que han realizado los 24 Gobiernos Ciudadanos.

Se ha aprovechado las redes sociales para sembrar desprestigio a través de información errónea o manipulada, incluso, todavía hoy se distribuyen periódicos que sin sustento, sin respeto a la ética del oficio, divulgan artículos amañados.

A un año de trabajo del Presidente de Guadalajara, Enrique Alfaro, ¿cómo ha cambiado el Municipio?

Primero, hay un elemento fundamental que marca la diferencia con las anteriores Administraciones y la que encabeza Enrique Alfaro: se restableció el Estado de Derecho, se tomaron decisiones, se actuó con determinación y se dejó de gobernar “nadando de muertito”. Se recuperó el corazón del Centro Histórico y corredores fundamentales de la ciudad que estaban tomados por cadenas de corrupción. Actualmente, son espacios libres a la circulación.

También se establecieron herramientas legales para generar y promover la participación ciudadana. Con esto se instrumentó el Presupuesto Participativo para que la gente decida en cuáles obras públicas se debe invertir parte de los impuestos que pagó, también se crearon más de 100 Consejos Ciudadanos que acompañan permanentemente al Gobierno en la toma de decisiones (en estos días, el consejo de participación ciudadana acaba de presentar la auditoria del Mercado Corona, ejerciendo por primera vez esta figura que está presente en el Reglamento).

Segundo, se rescató financieramente a Guadalajara. Se combatió firmemente la corrupción y el despilfarro, se despidió a los aviadores, se eliminaron gastos superfluos como el pago de celulares y viáticos, y se bajaron los sueldos del Presidente Municipal, regidores, síndica y altos funcionarios.

Con estas acciones, Guadalajara se ahorró 600 millones de pesos que se invirtieron en programas sociales para apoyar a estudiantes y mujeres emprendedoras. Y resalto: en un año Guadalajara dejó de ser el Municipio más endeudado del País porque se redujo la deuda 25 por ciento y mejoró su calificación crediticia.

En un año de trabajo, Guadalajara, que solía caracterizarse por su opacidad, pasó a ser el segundo municipio más transparente del País (por detrás de Tlajomulco de Zúñiga), según el estudio que realiza cada año CIMTRA. Y no sólo eso, fue el primer Municipio de México que puso el ejemplo al publicar la declaración fiscal, patrimonial y de intereses de todos sus funcionarios de primer nivel.

Hicimos que los constructores que atentaron contra la Ciudad, pagaran por los daños causados por torres que violaban los ordenamientos y planes de desarrollo. En el primer año, se recuperaron, mediante el esquema de compensación, 111 millones de pesos para beneficio de la ciudad, y la cifra podría subir hasta 200 millones.

El Gobierno de Guadalajara trabaja con la idea de que la justicia es la única vía para recuperar la paz y la tranquilidad, y la inseguridad no se combate con armas, sino con oportunidades e igualdad. Nos enfocamos en los niños y jóvenes estudiantes, el futuro de la ciudad: otorgamos becas, así como uniformes, zapatos, mochilas y útiles para que ni uno se quede sin estudios.

Por estas razones, el equipo de redacción de El Ciudadano de Jalisco, decidió  titular la edición de octubre así: “Guadalajara vuelve a mirar hacia el futuro”.

El Presidente de Guadalajara, Enrique Alfaro, lanzó un reto interesante. Si de verdad te interesa tu ciudad, tu comunidad y tu municipio, dedica unos minutos de tiempo a informarte qué han hecho los 24 Gobiernos Municipales que encabeza Movimiento Ciudadano en Jalisco.

Los tiempos en los que vivimos exigen ciudadanos informados  y comprometidos.

 

Editorial
Octubre-2016