La trascendencia del próximo 1 de julio

Nuestros principios bien definidos nos guían en la acción política; no se negocian

Cualquier consideración que se haga en El Ciudadano sobre la trascendencia de la próxima elección (en sus tres niveles) el 1 de julio de 2018, deberá necesariamente plantearse en el marco de la Declaración de Principios del Partido Movimiento Ciudadano, que es luminosa y contundente.

Dice de entrada: “el modelo económico neoliberal no ha cumplido con sus promesas de desarrollo y bienestar. La degradación política, económica y social que vive nuestro país, el deterioro del tejido social, la violencia e inseguridad, la devastación del medio ambiente y el saqueo sistemático de la riqueza nacional dan cuenta de esta situación”.

Continúa: “La creciente desigualdad y la falta de oportunidades que sufren la mayoría de los mexicanos. Un Estado capturado por intereses corporativos y privados no puede garantizar el bienestar de la mayoría de la población. El diez por ciento de la población más rica, gana prácticamente treinta veces más que el veinte por ciento más pobre. La inseguridad es una de las principales preocupaciones de la sociedad. La debilidad del Estado de Derecho, la falta de confianza en las instituciones y la ineficiencia en la impartición de justicia abonan a la percepción de incertidumbre”.

Sigue diciendo la Declaración: “Muchas de las estructuras del antiguo Estado autoritario quedaron intocadas y los poderes fácticos cooptaron al Estado. Hay imperiosa necesidad de su reconstrucción para cambiar el rumbo injusto y costoso. Que todos los mexicanos gocen de una vida sin violencia, sin temores, sin carencias”.

NUESTRA IDEOLOGÍA: LA SOCIALDEMOCRACIA. “La intervención del Estado para garantizar los beneficios y asegurar una vida cabal y plena para toda la sociedad. El Estado debe cumplir su función reguladora; un Estado garante de la equidad social”.

El diagnóstico es claro y se refiere de manera indudable a los gobiernos nacionales de los últimos tres decenios, conducidos por dos partidos políticos cuyas políticas públicas han sido esencialmente coincidentes y que nos han conducido a la situación desastrosa en que hoy nos encontramos, y que tan clara y precisamente describe la Declaración de Principios de Movimiento Ciudadano.

Este diagnóstico, pues, conduce de manera clara e inevitable a una propuesta electoral para el año 2018: Movimiento Ciudadano debe presentar a los ciudadanos electores un modelo de país, plan de gobierno y proyecto de desarrollo nacional, en el orden económico, social, y no sólo político, que saque a la Nación de este desastre de desigualdad, ilegalidad sistemática, corrupción inaceptable e inseguridad en que hoy nos encontramos.

“Quienes tenemos coincidencias tenemos que caminar juntos”. Precisamente por ello, resultaría peligroso buscar acuerdo con fuerzas políticas que formaron parte de la desastrosa conducción nacional que nos llevó al marasmo actual. Quienes fueron causantes del desastre no puede ser parte de la solución.

Sólo el compromiso de una plataforma electoral que vaya explícitamente en contra de tales políticas públicas pueden reunir a las fuerzas que de buena fe propongan ante la ciudadanía el rescate de Nación. No un simple proyecto de cogobierno.

 

Foro
Diciembre-2017