Un Presidente muy familiar

Escritor
El Ciudadano

Soy un apasionado del deporte, de hecho, ha sido fundamental para mí. Esta carrera genera estrés, el ser papa de tres niños chicos genera estrés: para mí, un pilar fundamental es el deporte

Es en la familia, es en los valores que transmiten los padres a los hijos, donde se forja el carácter un de una persona. La familia es esencial, opina el Presidente de Zapotlán El Grande, Jalisco, Alberto Esquer.

En la agenda del Presidente de Zapotlán El Grande, nunca falta espacio para la familia y el deporte. El orden de los factores no altera el resultado, pero uno es indispensable para el otro.

Él es Alberto Esquer, el Presidente de un municipio que ha destacado por su desarrollo económico, social y educativo, así como por ser la cuna de artistas reconocidos internacionalmente, como el muralista José Clemente Orozco, el escritor Juan José Arreola y la compositora Consuelito Velázquez.

¿Cómo fue tu infancia?

Nací en Ciudad Guzmán el 7 de noviembre de 1978. En mi familia somos mi padre y mi madre, que afortunadamente aún viven, y somos tres hermanos, yo soy el menor. Siempre trato de estar en casa de mis padres y convivir con ellos una o dos veces por semana.

Mi padre es un hombre que le gusta trabajar, de principios y valores; mi madre nos enseñó a servir y trabajar por los demás. Mi padre nos ha enseñado el valor del trabajo y la responsabilidad.

¿Qué imagen conservas de aquel entorno familiar?

Cada que nos reunimos los hermanos, platicamos mucho de aquellos domingos. Mi madre siempre ha sido muy apegada a Dios, entonces, el domingo que era para despertarnos tarde, nos despertábamos temprano para ir a misa de 7, y el desayuno eran tacos de harina con crema y sal, era el desayuno típico de los domingos. Hoy, aún le pedimos este burrito con crema que nos recuerda la infancia.

¿Qué aprendiste de tus padres?

Lo tengo muy claro, han marcado mi vida: de mi madre aprendí a servir a los demás, a ayudar al prójimo, ser apegado a la espiritualidad; de mi papá el trabajo, lo último  que recuerdo de él es trabajar, servir, honestamente.

Hoy eres padre de familia, ¿qué valores quieres transmitir a tus hijos?

Hoy tengo la oportunidad de ser padre de tres extraordinarios hijos, Mateo de 8, Ivana de 7 y Mariano que tiene 3 años de edad, el mas chiquito ha sido una travesía, pero a parte es la alegría de esta casa.

¿Cómo describes a tu esposa Karen, Presidenta del DIF de Zapotlán?

Por su inteligencia, su entusiasmo por hacer las cosas bien, pero además es una excelente madre, esposa, amiga y compañera de trabajo. Hemos logrado muchas cosas juntos.

¿Cuál es tu opinión sobre la equidad de género?

Es fundamental. En nuestro gabinete tenemos un gran número de mujeres y con grandes resultados. Yo lo veo con Karen y sus resultados en el DIF, gracias a ella hemos innovado programas que son modelo a nivel estatal para mujeres. Hoy la equidad, la paridad, tiene que ser fundamental.

¿Te ha sido difícil trabajar como Alcalde y no descuidar a la familia?

Es lo que más me duele y más me deja enseñanza. Llevo ocho años trabajando tiempo completo como diputado federal, luego como diputado local y ahora como Presidente, siendo padre de mis tres hijos, es lo que más me lastima al final del día: el tiempo que uno les quita como familia, pero lo hemos podido llevar bien. Tenemos un acuerdo de que los sábados y domingos la agenda es cero, o si tenemos agenda que nos acompañen a trabajar.

¿Cuáles son los valores que debería tener un buen político?

Para transformar la historia de México, los políticos debemos tener todos los valores: honradez, disciplina, humildad y puntualidad, todos se requieren en la carrera política. De mi familia nadie es político, soy el único que explora esta aventura, desde los 18 años cuando estudiaba la carrera de abogado en la UdeG, estoy en esta aventura y se me han abierto las puertas.

¿Qué opinas de la política en México?

Tenemos un País grandioso, con cultura e historia, con recursos naturales para ser potencia mundial y los políticos lo han echado a perder. Desde la trinchera, cuando un político trabaja con honestidad y respeto, se puede hacer la diferencia.

¿Cómo quisieras ser recordado?

En mi campaña le decía a la gente, ‘quiero que en Zapotlán El Grande, la gente se acuerde de Alberto Esquer como el mejor Presidente Municipal’, y no por el recuerdo sino por los hechos y legados.

 

Carne y Hueso
Abril-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense