#NiUnPesoALosPartidos

Los partidos políticos tienen dos objetivos sustanciales en el País: fomentar la vida democrática del pueblo, y ser el vehículo para que los ciudadanos accedan al ejercicio del poder público, así establece la Constitución. 

Analicemos. ¿Los partidos cumplen con su función básica de promover la participación del pueblo en la vida democrática? Una respuesta la podemos encontrar en las últimas elecciones desarrolladas en Jalisco, del padrón electoral de 5.5 millones de personas, sólo salió a votar poco más de la mitad, ¿y los otros?

Hay partidos políticos que prefieren –y les conviene- mantener a los electores ‘dormidos’, sin participar, sin emitir su voto para no restar fuerza a su “voto duro”, que tradicionalmente tienen comprometido.

En Movimiento Ciudadano Jalisco sabemos que en la información radica el empoderamiento de los ciudadanos. Y si hay una comunidad bien informada, tendremos una sociedad prospera y segura.
Por eso, una de las actividades constantes que realiza este instituto político en los municipios del interior, es el desarrollo de talleres y conferencias en torno a temas que consideramos indispensables para fortalecer la democracia, como la transparencia y participación ciudadana.

Una de las últimas mesas de debate que tuvimos fue en Atoyac, el maestro Esteban Garaiz planteó un tema que enferma nuestra democracia, un síntoma que aparece en cada elección: la compra de votos.

Este mes de mayo, las fracciones parlamentarias del Congreso de Jalisco discutieron la reforma político electoral y el tema que más reflectores generó fue el financiamiento a los partidos políticos.

Con el último debate que se alargó la noche del 31 de mayo y la madrugada del 1 de junio, se dio un gran paso a favor de la democracia y se aprobó con la fracción mayoritaria de Movimiento Ciudadano: #SinVotoNoHayDinero, una iniciativa que presentamos desde 2014.

La lucha no termina aquí. En la Casa Ciudadana, líderes de Movimiento Ciudadano ratificamos la postura que hemos mantenido desde hace casi diez años: #NiUnPesoALosPartidos para siempre. Eliminemos el financiamiento estatal y federal, tanto en año electoral como no electoral.

Para este instituto político no es un tema nuevo, ni una jugada que busca simpatías. En 2008, el entonces diputado Enrique Alfaro presentó la primera iniciativa para detener el despilfarro en partidos; después fue Clemente Castañeda como Diputado Ciudadano local y federal, en 2014 y 2015 respectivamente. En todos estos intentos, las bancadas del PRI y del PAN obstaculizaron su aprobación.

Movimiento Ciudadano es el ejemplo de que los partidos políticos pueden trabajar sin financiamiento público. En la campaña que Enrique Alfaro encabezó en 2012 por la Gubernatura, no se tuvo recursos para difusión ni para traslados, y aún así se estructuró un proyecto que hoy es la primera fuerza política.

Editorial
Junio-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense