Trabajo con perspectiva

Dejemos los discursos y pasemos a la acción, será 8 de marzo y conmemoraremos el Día de la Mujer, como acostumbran, saldrán personajes públicos para exigir un alto a la discriminación y la violencia hacia las mujeres, y urgirán el empoderamiento de ellas por una comunidad desarrollada

El día debería conmemorarse con una profunda reflexión entorno a la equidad de género. Pero más allá del pensamiento crítico que debemos detonar, tenemos que trabajar juntos en una ruta para eliminar la discriminación y la violencia contra las mujeres en los ámbitos público y privado.

Muchos de los discursos terminarán en eso, en enunciados, en promesas de trabajo que pocas veces serán realidad. Y sobran ejemplos, uno de los más importantes es la Alerta de Género en la zona metropolitana de Guadalajara, que lanzó el Gobierno del Estado y que a un año de distancia no ha tenido buenos resultados.

Semanas previas al Día de la Mujer, medios de comunicación han informado que no ha disminuido el feminicidio, en cambio, ha crecido el nivel de violencia. Es un problema grave, organizadas, ellas tienen el poder para retirar a los malos gobiernos. En el padrón electoral de Jalisco, las mujeres son mayoría: están registradas 2 millones 831 mil, mientras que los hombres suman 2 millones 663 mil.

Ellas no sólo son mayoría, son ejemplo de participación ciudadana. El porcentaje de participación de las mujeres en el último proceso concurrente fue de 68% contra un 60% de los hombres. Las mujeres son ejemplo de liderazgo. Desde el Congreso Federal, las Diputadas Ciudadanas Candelaria Ochoa y Mirza Flores han construido una agenda con perspectiva de género que busca que los derechos de las mujeres sean reconocidos y respetados.

Por ejemplo, Candelaria Ochoa, doctora en Ciencias Sociales, empuja en San Lázaro una reforma a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública para formular un programa nacional de prevención y erradicación de la violencia feminicida y Mirza Flores, maestra en Estudios de las Mujeres, Género y Ciudadanía, impulsa una reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para la instalación y mantenimiento de refugios temporales para las víctimas de violencia.

También en nuestros Gobiernos Ciudadanos tenemos ejemplos de liderazgo. Con la Presidenta de Tlaquepaque, María Elena Limón, el municipio instalará sistemas especializados en prevenir y erradicar las violencias contra las mujeres; mientras que en Pihuamo, la Alcaldesa Elizabeth Alcaraz creó guarderías comunitarias para que las madres puedan continuar sus estudios y trabajar.

La participación de las mujeres, sus causas e ideas, son imprescindibles en cualquier proyecto político. En Movimiento Ciudadano son esenciales.

Editorial
Marzo-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense