La transformación de Jalisco con la paridad de género

Estamos seguros que, al empoderar a las mujeres, se alcanzará un Jalisco más justo y equitativo, un Jalisco que garantizan igualdad de derechos y oportunidades

El tiempo nos dará la razón. La política tradicional se ha encargado de anular la participación de la mujer en la toma de decisiones, y justo cuando se vienen las críticas de la comunidad, “hacen el favor” otorgando uno que otro espacio a las mujeres.

No se trata de “hacer el favor”, se trata de reconocer el derecho que cada mujer, cada persona, tiene en nuestra democracia, hoy tan golpeada por los típicos partidos políticos.

Ahora que en serio se viene la paridad de género, los partidos políticos tradicionales se darán cuenta de lo tanto que se ha perdido en el desarrollo de nuestra sociedad al desplazar a las mujeres en la política. A partir de 2018 veremos una transformación real de como se venía haciendo política en Jalisco.

En Movimiento Ciudadano la paridad de género está cimentada en nuestros estatutos. Para nosotros no es algo nuevo. En nuestro instituto político la participación de la mujer es natural y es indispensable. Estoy seguro que sin ellas, sin su trabajo, su esfuerzo y su opinión, hoy no seríamos la primera fuerza política de Jalisco.

A principios de noviembre, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) dio un paso histórico en materia de Paridad de Género. Dictó los principios que aseguran una paridad horizontal, vertical y transversal para que las candidaturas a regidores, síndicos, alcaldes y diputados locales, también tengan a los mejores perfiles de mujeres en cada municipio y distrito de la entidad. Lo celebro.

Los lineamientos que decretó el IEPC obliga a los partidos políticos a responder al compromiso que se les debe a las mujeres históricamente. En Movimiento Ciudadano lo asumimos como un compromiso natural, de hecho, estamos listos desde hace tiempo con perfiles de mujeres líderes en todos los municipios.

Hemos escuchado de Katherine Switzer, la primera maratonista de Boston; o de Rosa Parks, la primera mujer afroamericana en ejercer su libertad, o de Elvia Carrillo Puerto, quien luchó por el voto femenino en México; ellas son algunas de las mujeres que se han encargado de exigir sus derechos a lo largo de la historia, y la decisión tomada en Jalisco sólo les da lo que por derecho les corresponde.

Esto no sólo significa un logro más de las mujeres sobre las costumbres machistas que los partidos políticos de siempre enquistaron en la política y la vida pública de México, se trata de un triunfo de la ciudadanía en el camino a una sociedad que garantiza los derechos de cada ciudadano.

Estamos seguros que, al empoderar a las mujeres, se alcanzará un Jalisco más justo y equitativo, un Jalisco que garantizan igualdad de derechos y oportunidades, proyecto que Movimiento Ciudadano está construyendo desde sus inicios.

 

Editorial
Noviembre-2017

Las más leidas

Septiembre 2016

'Tocando puertas'

Mayo 2016

Orgullosamente atotonilquense