Expresiones o palabras que solo los jaliscienses entendemos

Sabemos que eres jalisciense de corazón si estos modismos forman parte de tu vocabulario

Los jaliscienses usamos ciertas expresiones lingüísticas en nuestra vida cotidiana que no se utilizan en el resto del país y, aunque para nosotros es muy común escucharlas, para algunas personas que no viven en el estado pueden resultar difíciles de entender.

Estos son los principales modismos que todo jalisciense ha utilizado alguna vez o que están presentes en su vida diaria:

  • ¿Edá?: no podemos negar que esta es una de las expresiones más populares que decimos en Jalisco para referirnos a “¿verdad?”... ¿Edá?
  •  ¡Ey!: esta es una manera coloquial de decir que sí o confirmar algo que mencionó otra persona. 

¡Qué bonita es la Ciudad de las Rosas! 

¡Ey!

  • Arre: cuando estamos de acuerdo con algo o queremos decir que está bien, los jaliscienses decimos arre. 

Arre, el fin de semana nos vamos a Mazamitla.

  • Sabeee: principalmente significa “no sé”, aunque también puede utilizarse para asentar que algo era obvio. 

¿Cómo se prepara el pajarete?

 Sabeee...

  • Ájalas: es una expresión de alegría o de sorpresa hacia alguna cosa o situación.

¡Ájalas, no sabía que eras tapatío!

  •  Ámole, ámola: es una forma de decir “vamos” o de invitar a una persona a algún lugar.

Ámole al centro.

También existen algunas palabras propias de Jalisco y sus alrededores que en otros lugares se conocen de distinta manera:

Birote: se le llama así a un pan similar al bolillo, que puede ser dulce o salado.

Lonche: especialmente en Guadalajara, se le nombra de esta manera a una especie de torta preparada con birote.

Coto: se refiere a un condominio o fraccionamiento, así como a una plática amena o de broma.

 Asquil, asquilín: es una forma de decirle a las hormigas pequeñas.

Chuchos: en Jalisco es común llamarles de esta manera a los perros.

Ajerar: es un sinónimo de molestar, provocar o fastidiar a alguien.

 Enchiloso: se utiliza para decir que algo está picoso o que tiene mucho chile.

Gusguear: significa botanear, comer algún antojito o chatarra.

Sin duda, nuestro estado, además de tener una diversidad cultural y gastronómica, posee una gran riqueza lingüística que nos identifica como verdaderos jaliscienses.

Y tú, ¿conoces otras palabras típicas de Jalisco?